2015

¡¡Hola gente!! Ya quedan solo unas horas para que finalice este año.

Este año, que para mi, ha estado cargado de ilusiones, tropiezos, encuentros, pérdidas, alegrías, decepciones y mucho arte.

Hace un año, por estas fechas, preparaba mi primera exposición, con las pocas fotos que tenía por aquel entonces.  Hace un año, tenía miedo. Y digo tenía, porque hoy no lo tengo. O puede que aún lo tenga pero ya no me paraliza.

_DSC0019.jpg

Exposición “Te doy mis ojos” En Link You art&cafe 

 

Por estas fechas me planteé empezar el proyecto de Teleidoscope, pero con una premisa: lo que se empieza se acaba. Da igual lo mucho que me costara, las pocas ganas que tuviera de hacer cierto tema, tenía que hacerlo para avanzar.

Y aquí estoy hoy, a un paso del 2016 y con 52 nuevas obras a mis espaldas. Os dejo el video resumen, por si queréis cotillear.

 

También participé en otros proyectos que me remueven un poquito por dentro, como este; La exposición colectiva “Mujeres libres, mujeres en paz”

 

me metí un poquito en la fotografía analógica. Y pienso seguir haciéndolo en este nuevo año, con más ganas y con más curiosidad, si cabe. (y ójala con una Rollei, Reyes Magos, oid mis plegarias). Perdonadme que sean antiguas, tengo un carrete de la afga por acabar…ese era el que quería mostraros. Pronto os las enseñaré… 🙂

284607284505

 

Hice viajes increíbles

cdfc1773-ac89-462e-855f-4c4507e5e6e0

Fuengirola

CAMERA

Portugal, Boca do Rio

 

Visité un montón de exposiciones y charlas.

 

Tuve un montón de publicaciones (¡¡Gracias!!).

 

He “youtubeado” un poco más de lo habitual en mi. Con la vergüenza que me daba a mi salir en un video, si no era haciendo el idiota… propósito para el nuevo año, seguir con el canal 🙂

 

Por si fuera poco, también pasaron otras cosas geniales; conocí a un montón de gente maravillosa, que comparte mis inquietudes. Y aquí seguimos todos, al pie del cañón.

 

Y lo mejor de todo: pese a las quejas, a los agobios, al mundo que no para de girar, a la sociedad que te dice como debes ser, a la misma vida…seguí creando.

Y seguiré.

Fin.jpg

¡Por un 2016 lleno de arte! (y de artistas)

Anuncios

Me llamo Yolanda y soy artista

Me he visto en la necesidad de escribir esto, por diversos motivos. Uno de ellos es gracias al maravilloso curso que estoy llevando desde septiembre, en el que he conocido a gente preciosa. Gente que no juzga, que entiende. Que no incrimina el arte. Que no lo relativiza.

También, porque en estos últimos meses he conocido a gente maravillosa, almas bellas.Ell@s saben quién son. Que luchan,  contra todo pronóstico, para ser felices sin dejar de hacer lo que hacen.

Sé que quizás mucha gente lea esto y piense que peco de prepotente, que la palabra artista me viene grande, que tengo aires de grandeza.Pero nunca van a entender que ser artista no es solo ser reconocido, es un estado del alma.

Quizás, debería reformular la frase y decir que no soy artista, si no que me SIENTO artista.

Sentirte artista es tener que volcar tus frustraciones, alegrías y miedos más profundos en una sola imagen. Es vivir a contra corriente, perder muchas cosas, ganar muchas otras. Es pensar diferente que los demás. Es sufrir por ser más empático. Es convivir con mil y una emociones, y no todas buenas. Es vivir con la duda de si podrás vivir, alguna vez,  de esto, que es lo que amas hacer. Esto que no te deja dormir muchas veces, que te da alegrías enormes, pero que también te trae dolores de cabeza.

Escribo esto, porque he perdido a mucha gente por este motivo. Porque me he dado cuenta de lo poco que vales en una sociedad si no tienes un trabajo “real”, con sus 8 (siendo poco realistas) horas de oficina al día. Porque no hacen más que buscarte un trabajo “real”, o decirte que te busques uno. Porque, por supuesto, el tuyo, no es real. No eres productivo. No te explotan 12 horas en un comercio cualquiera. No has estudiado una carrera. No ganas un sueldo fijo a final de mes. No haces algo útil para el mundo. Porque recibo casi todos los días comentarios de gente muy cercana que duelen como puñales.

“¿De verdad  piensas seguir con esto?.Bájate de la nube.Ah, pero ¿Ganas dinero? ¿No? Entonces no trabajas. Es una etapa, se te pasará. Tenías que haber estudiado algo con salida. De sueños no se come. De sueños no se vive. Ah, pero tu no haces nada. Es muy fácil. Eres una vaga. Tu no madrugas, yo si. Ya se te pasará cuando tengas que pagar tus propias facturas. Solo piensas en ti misma. ¿Ya estás haciendo fotitos otra vez?Que bien te lo pasas. No está la cosa como para perder el tiempo en tonterías. Tienes que madurar. Tienes que trabajar. Tienes que hacer otra cosa. Te conformas con poco. Eres muy egoísta. No piensas en el futuro. Si hubieras cogido el trabajo que te dije…¿Por qué no echas el currículum aquí, que buscan gente para doblar ropa?. Compagina esto con esto otro. Los fines de semana puedes hacer fotos si tanto te apetece. Da igual, lo puedes hacer como hobby. ¿No has pensado en tu jubilación?.No estás cotizando. No tienes futuro. No tienes estabilidad. Vamos, que eres una muerta de hambre.”

Porque cuesta creer en tus sueños cuando nadie cree en que puedan ser reales. 

Con todo esto, tengo que decir que no solo me llegan cosas malas. Pero, las buenas, suelen llegar de gente que también hace arte.

¿Vivimos en un mundo tan triste que solo somos capaces de apoyarnos entre personas de nuestro mismo ámbito?

Escribo esto, porque me siento fuerte. Me siento artista. Me siento capaz.

Escribo esto porque puede que algún día, alguien que esté tan perdido como yo estaba, lo pueda leer.

Y le haga sonreír. Y le haga sentirse artista.

Portugal 2015; Algarve & Lisboa.

¡Hola gente! vuelvo por estos lares después de más de un mes para contaros mi breve aventura por tierras portuguesas. ¡Y con mil fotos! He tardado un poco más de lo previsto en escribir este post por que estaba esperando a que me revelaran los dos carretes de 110 que gasté allí.

19092015-_DSC0106

Estuvimos mirando casa a última hora, un mes antes del viaje, o menos. Somos un poco desastre. Tenía más o menos claro que quería ir a la parte del Algarve. Nos recomendaron AirBnb, y pese a mi reticencia (dados los comentarios sobre timos y demás) que habitaban los foros, nos lanzamos a reservar. Miré un millón de casas, un millón de localizaciones. Era complicado, por que viajábamos con la perra y no en todos lados dejan alojarse con animalillos. Malditos.

Pero cuando vi las fotografías de la Casa Almerinda fue amor a primera vista.  Con su puerta azul cielo, sus terrazas, con sus ventanas. Con su luz. Y que LUZ. Supe, casi por instinto, que mi fotografía para el tema “Hombre” debía ser en una de sus habitaciones.

IMG_20150916_134717

Allí no soy

Take me to church

Después de un viaje agotador que duró 10 horas, (con una paradita en Sevilla, y mi posterior enamoramiento)

284502

llegamos a nuestra casita. Estaba situada en una preciosa callejuela de Lagos. A cinco minutos andando de la zona de terrazas, y a unos pocos más de la Playa de la Batata (en la que solo entré con la perra de noche, ya que estaba prohibido y era bastante turística) . Para los que viajéis al algarve con perro, estad atentos. Más abajo iré especificando las playas en las que pude entrar con mi perra.

18092015-_DSC0066

284521

20150917_182148

Los primeros días, los pasamos explorando la zona y las playas cercanas. Cuándo os digo que hay miles y es fácil perderse, creedme. De Lagos, la que más me gustó fue la playa de Pinhâo, a la que se “accede” bajando por unas escaleras muy pronunciadas. Absteneos los que tengáis vértigo. Y entrecomillo accede, por que en el último tramo de escaleras nos encontramos con una valla de obras, y las escaleras inexistentes, supongo que por las fuertes mareas. Pero no hay problema, por que andando un poco más hay otra entrada. Yo, en un primer lugar pensé que eran dos playas separadas, pero no, es la misma unida por un arco, al que se accede a la zona más “tranquila”. Cuidado aquí con las olas, que rompen con fuerza. Y vigilad las toallas, la marea, sobre las tres de la tarde, comienza a subir y inunda toda esa “segunda playa”. Aquí, mi Khiara se dio su primer baño. Y aquí, también hice varias de mis obras. Como rompían las olas, que nostalgia…. Snif

*Tema perruno: En la segunda entrada, había una señal de perros no, pero en la primera(por la que no pudimos acceder) ni señal ni nada, así que entramos con ella tranquilamente hacia la segunda cala. Había más gente con sus perros, casi siempre que fuimos. Entramos de día.

20150917_140246

284515

Storms

Infinite

Hay un abismo

También visitamos Ponta da Piedade, donde no hay playa, pero hay unas vistas desde acantilados preciosas. Eso sí, vértigo máximo también. Cuidadico con los perrunos, que no hay vallas. ¡Ah! y llevad agua, no seáis tan tontos como yo de bajar y subir más de 100 escaleras sin ná. (Arriba hay un bar, por si os ocurre el mismo despiste).

19092015-_DSC0149

19092015-_DSC0158

19092015-_DSC0166

Ese mismo día, visitamos otra playa, ya más tirando para Sagres; “Boca do Rio“. Es una playa salvaje totalmente, sin señalización, en la que se puede acampar libremente en todo el “parking”. Justo pegadito a la arena. No vimos tiendas de campaña, solo caravanas, pero supongo que se podría igual. No es muy grande (algo más que la de Pinhâo) y el día que fuimos había una marea muy fuerte. Las olas rompían que daban gusto (y miedito, para que negarlo). Creo que de todas las playas que visitamos, esta sin duda era la que tenía el agua más fría.

*Tema perruno: No hay señal de prohibido. Había más gente con perrillos. Entramos de día.

284604

CAMERA

De ahí, fuimos para el cabo de San Vicente. Nos quedamos en la fortaleza, justo con el cabo en frente.Hicimos unas preciosas fotos del atardecer.

19092015-_DSC0180

284607

Desde allá arriba, se atisbaba la playa de Tonel. Nos animamos a bajar, ya que vimos más perrinos correteando, y yo había leído que en cierto horario dejaban entrar con ellos. Y menos mal, que playa. Esta era enorme, con kilómetros de arena. Y las olas rompían suave.

284609

19092015-_DSC0233

19092015-_DSC0211

No se como describiros la paz que se respiraba allí. Y digo respiraba, por que no pudimos estar más de 30 minutos. Vimos que los surferos se iban, y nosotros nos quedamos, ignorantes de la que se avecinaba. Solo os digo que salí de allí con doce picaduras de mosquitos en cada pierna. Y aún así, después, en Lisboa, eché de menos esa preciosa playa todas las noches…

*Tema perruno: Señal de prohibido, no indicaba horario. Pero había muuuuchos perrillos correteando. Sólo entramos al atardecer.

Al día siguiente era nuestro penúltimo día en el Algarve. Y volvimos a la zona de Sagres, a buscar más playas vírgenes que quería explorar.

Nuestra primera misión fue Telheiro, que no aparecía en el mapa. Sólo teníamos unas indicaciones encontradas en internet.  La enlazo aquí, por si alguien quiere bichear.(Pinchad, es un post muy interesante).

“Se accede por la pista asfaltada que sale a la derecha en la carretera que va desde Beliche al Cabo de San Vicente. Una vez adentrados unos 2 kms, justo pasando dos viejas casas (una a la derecha y otra a la izquierda.[..]) aparece un camino a la izquierda.”

Pues bien. Llegamos a las dos casas, y cogimos el camino. Es totalmente de piedras, cuidado con los coches. Después de un buen rato, y de un atasco formado por unos pajarillos (¿gaviotas?) preciosos que estaban por allí, y alguna que otra vaca, llegamos a la explanada. Yo me quedé con la peque, mientras los demás fueron a ver como se bajaba. Fue frustrante, por que no encontramos camino, nada mas que barranco. Me quedé con unas ganas impresionantes de bajar a esta playa.

20150920_182715

284612

Desde ahí, intentamos llegar a Ponta Ruiva, pero en cierto momento el “camino” estaba cortado por unas piedras enormes, colocadas ahí. Como si no se pudiera acceder. Así que a riesgo de reventar una rueda, dimos la vuelta, un poco tristones.

Pensando ya que no íbamos a ver ninguna playa más ese día, quemamos un un último cartucho y nos encaminamos hacia Cordoama. Y menos mal, que maravilla.

Otra playa que vimos al atardecer, esta con unos tonos rosas y una niebla que eran de foto. Y yo me había dejado la cámara en Lagos…Aunque alguna pude salvar, entre la analógica, la sjcam y el móvil. Es otra playa gigante, creo que incluso más grande que la de Tonel. También había muchos perrillos correteando, así que no tuvimos ningún problema. Y lo mejor; ¡allí no había mosquitos asesinos!. En esta playa, “creo” que también estaba permitido acampar en la zona del parking. Había bastantes caravanas con una hoguera al lado, tranquilamente.

20150920_201111

Lo único malo; que nos tuvimos que ir. Yo me quedaba allí tranquilamente media vida.

*Tema perruno: Señal de prohibido. No indicaba horario. Estaba el socorrista, y no nos dijo nada. Había bastantes perros por ahí jugando. Solo entramos al atardecer.

Vuelta a nuestra casita de Lagos, a recoger las maletas; al día siguiente partíamos para Madrid. Cuándo estábamos a punto de irnos, nos dio un flus;

Oye, ¿y por que no nos vamos de aventura a Lisboa?

¡Venga! ¡Reserva algo!

Y como una loca mirando una casa que fuera buena, bonita y barata. Con tan mala pata que tuve un problema con la conexión y el pago de Airbnb quedó cancelado. Cancelado y retenido, por que noseporquepolíticasdelbanco, tardan como mínimo siete días en devolvértelo. ¿Que hacíamos ahora, tres locos y un perro?.  Menos mal que el servicio de atención al cliente supo resolverlo enseguida (¡gracias, Armindo!) Y no es por pelotear, pero se portaron muy requetebién. Nos dieron un cupon de 110 euros, y al final, la estancia en Lisboa nos salió a cuatro perras por persona. Un lujazo, vaya. A mi me han conquistao’.

Y ya más contentos que unas pascuas, nos encaminamos a Lisboa. Camino en el que nos equivocamos (¡malditos gps!) y nos fuimos por peaje. Verás tu la multa…

284610

De la casa de Lisboa poco os puedo contar. Estaba bien en cuanto a localización, en pleno Bairro Alto. Pero a mi, personalmente, no me valdría para quedarme una larga temporada. Yo me alimento de luz, y esa casa no tenia nada más que una ventana(la típica ventana de las puertas portuguesas). Y un pequeño tragaluz en la cocina.  Las demás habitaciones, incluido el baño, funcionaban por ventilación electrónica (que hacía un ruido que pa’ que)

20150922_150642

Lisboa, en general, me gustó menos que Lagos. Supongo que al ser ciudad me recordaba a Madrid, su tráfico y su masificación. Si vais con coche, cuidadino, casi todo el parking es de pago. Pero hay algunos lugares que si vais, es indispensable que visitéis.

Estuvimos tan solo cuatro días. El primero y el segundo, callejeamos por Bairro Alto. Una cosa que me encantó de Lisboa fueron sus tranvías, que llenaban de color todas sus calles.

CAMERA

284619

Al día siguiente, nos animamos a ir a Belém a probar sus famosos pasteles. Andando. Pensábamos, ilusos, que estaría más cerca. Yo, que soy muy inconsciente , me dio por ponerme sandalias. 10 kilómetros, entre ida y vuelta, imagináos como acabaron mis pobres pies.

Pero los pasteles estaban muy muy ricos, eso sí. Ahora se me antojan para desayunar, que alguien me traiga unos pocos.

20150923_151650

20150924_011148

Después de la caminata, decidimos que de perdidos al río, y nos fuimos esa noche a visitar Alfama, otro barrio de la capital, cuna de los Fados.

Y que diferencia con Bairro alto, que sitio. Parecía un mini-pueblo sacado de un cuento. Otro lugar que apunto en mi lista de sitios geniales. Perdonad la calidad de las fotos, estas son del móvil. 20150923_210511

20150923_220235

20150923_220611

Y con este viaje aún en nuestra retina, a la mañana siguiente emprendimos camino, esta vez de verdad hacia Madrid.

284623

Y yo me pregunto; ¿Que tendrán algunos lugares, que te roban un poquito el corazón?

Me respondo con esta frase, de “El lugar más bonito del mundo”, de Ann Cámeron:

“Me quedé pensando que allí donde hay alguien a quien se quiere muchísimo y donde hay alguien que nos quiere de veras, ese sí que es el lugar más bonito del mundo”

284509

Frida y los mirones, impresiones fine art, analógico y pre-vacaciones

Esta semana el post viene completito. Y es que me voy de vacaciones ¡¡por fin!!  y tengo unas cuantas cosas que contaros antes.

Esta semana en Teleidoscope el tema era Frida Kahlo. He estado bastante liada con los preparativos vacacionales, y aunque tenía claro como quería representar el tema, me faltaba un detalle; un caballete de pintor. Ya lo tenía todo planeado, y en el último momento, se descolgó la persona que me lo iba a prestar para la foto, ese mismo día. Compré, en un afán de superación, un mini caballete con su mini lienzo, decorativo, para montarlo luego en Photoshop e intentar que quedara mínimamente realista.  Tenía pensado irme al Parque del Oeste sola, con mi taburete, mi trípode, mi disparador y mi pseudominilienzo pintado por mí en medio segundo. Dio la casualidad, que una amiga pasó por mi casa a recoger unas cosas y se apuntó. Cargadas hasta los topes, para allí nos fuimos. Serían las cuatro de la tarde.

02092015-_DSC0078-Editar

Empiezo por esto por una simple razón. Estoy muy cabreada. Cuando estábamos adentrándonos en los caminos del parque, mi amiga me dijo: “Creo que ahí hay un hombre haciendo algo raro.” Seguimos camino, no es la primera vez que entre los arbustos nos encontramos con algo indeseado. Después de andar un buen rato más, preparo todo, cámara en trípode, enfoque, y dejo a mi amiga de encargada de disparar. Tenía que desnudarme, y por cortesía a los múltiples ciclistas que pasan por ese camino y les cortaba el paso, decidí hacerlo rápidamente. No tardé ni cinco minutos, y me vestí.

Estuve haciendo las tomas del caballete, y después más tomas de botes de pintura que no se usaron en la foto final.

Todo sucedió en cuestión de segundos,apareció el mismo hombre de antes, en la “acera” de enfrente. Se bajó los pantalones, y los calzoncillos. Y empezó a masturbarse. No le tiré la banqueta a la cabeza, por que no me dio tiempo  por que no me considero una persona violenta, a priori. En cuanto dije que iba a llamar a la policía, se subió todo y se largó.

Todo esto me parece fatal. Me parece rematadamente mal que nos vean posando para un desnudo y nos llamen la atención, y sin embargo dejen campar a estos indeseables sujetos por un parque lleno de niños. Y aquí está la reflexión de este post, y el quid de la cuestión; al plantear este tema por “mis círculos” varias personas opinaban que si nos desnudamos nos exponemos a eso.

No, perdona. Si yo me desnudo, me expongo a una multa, (probablemente injusta) a que me miren raro, a que me miren curioso, a que me miren, sin más. Pero de ninguna manera me expongo a ser el objeto de la sexualidad pública de alguien. Si se quieren tocar con mi persona, que lo hagan en su casa, no delante de mi. No tengo por que ver en directo comportamientos sexuales de nadie que yo no decida de antemano.

Otras personas, alegaban que los niños también podían verme a mi, que también estaba desnuda, en determinado momento. Esto es un error. Yo educaría a mis hijos para que vieran el desnudo no sexual de forma natural. Les enseñaría a aceptar su cuerpo, y a aceptar el de los demás. Y a marcar el límite de lo público y lo privado. De lo decente y lo indecente. De lo que es moral y lo que no.

Y este tema no solo abarca a los mirones, que “dentro de lo que cabe” son un mal menor. Pero, ¿quien dice como hubiera ido la cosa de estar sola en ese camino?

Vamos a tener que irnos a hacer fotos al polo norte, señores.

La pintora


Hablando de otros temas menos escabrosos, ¡tengo buenas noticias! Ya están aquí las fotografías en papel Hahnemühle que pedí a Saal Digital. Este, en concreto es el FineArt Photo Rag® (308 g/m²) , que es totalmente mate.

_DSC0004

Tardaron muy poco en llegar, alrededor de cinco días. Hasta ahora, solo había probado el papel fotográfico, y no os podéis imaginar el cambio. Tienen un tacto como de terciopelo.

_DSC0066

Los negros salen perfectos, ya lo puedo decir. Mandé a propósito una foto a contraluz, para probar, sin mucha esperanza. Y que decir de los colores…nunca había visto unos rojos tan rojos.

Yo estoy encantada. Por si alguien no lo sabía, estas fotos están en venta en tirada limitada, ¡no os cortéis en escribirme y preguntarme!

Y la segunda buena noticia es que…¡mi Agfamatic 2000 funciona! _DSC0088

Aquí os dejo un par de fotos para que veáis lo que salió del carrete de prueba. Me está picando el gusanillo de lo analógico….

Por si os preguntáis, la película es de 110, la normal, a color. Por lo visto hay más variedad, ¡que ganas de probarlas todas!. De momento me llevo tres carretes de estos para las vacaciones y uno de blanco y negro. Estoy pletórica.

173310               173305

173301               173309

Y con esta foto de una de nuestras quedadas foteras me despido, nos vemos a finales de septiembre, con muchas fotos nuevas de tierras portuguesas.

¡¡Feliz vida!!

173303

Consumismo

La semana pasada, en Teleidoscope el tema era “Falta algo”.

En mi super libreta de bocetos e ideas tengo una lista con todos los temas, para mirarlos cuando me viene la inspiración. Pues bien, hace tiempo escribí al lado de ese tema la palabra “cerebro”.En mi imaginación fotográfica, había dos ideas. Las dos giraban entorno al consumismo, representado por un sujeto X que englobara a toda la sociedad, anónima, sin rostro, que ofrece su cerebro metafóricamente a cambio de algo que seguramente no le aporta nada. O por lo menos algo, que no le es necesario.

Encontré un sofá, abandonado enfrente de mi casa. Siempre digo que los artistas, fotógrafos o creativos en general, vemos tesoros en cosas en las que la gente ve basura. Entre varios, lo metimos como malamente pudimos a la furgoneta, y al día siguiente buscamos localización. Necesitaba una pared de ladrillos, sin graffitis, y sin coches aparcados cerca, cosa bastante complicada en Madrid. Al final, golpe de suerte incluido, la encontramos en una urbanización, en la que uno de los muros daba a la autovía, y tenía bastante trecho para disparar con mi nuevo amor: el 50mm 1.8.

1

Y allí estábamos, esperando a que la luz fuera la ideal. Vigilados por sendas cámaras, con un sofá desvencijado. Y hacía un frio inmenso. Manché las manos de mi chico de pintura acrílica roja, y un amigo me iluminó desde abajo con un mini foco LED. Quería simular la luz que sentimos cuando estamos a oscuras sentados en frente de la caja tonta.

Pero esta foto habla también del consumismo en general. Y no solo en temas comerciales, si no del el “consumismo del alma”. Nos volvemos locos por comprar éxito, como si eso se pudiera comprar y no llegara solo, si es que llega. Consumimos redes sociales como si fuéramos seres hambrientos de aprobación, vemos programas en los que no hacen más que cotillear y ridiculizar al ser humano, y luego nos quejamos cuando eso nos pasa en nuestro grupito de amigos. Nos entretienen programas en los que el amor se encuentra a base de maquillaje, silicona y músculos, y nos indignamos cuando se nos tachan de superficiales. Nos quejamos, que si no hay trabajo, que si no hay dinero, mientras tenemos en nuestras manos el nuevo y flamante Iphone 6.

Somos una sociedad de borregos.

Hablo en plural, como recurso, dicho sea paso.

Consumismo

Esta fotografía, en concreto, me planteó un dilema importante; Yo quería un cerebro. Le pedí a mi chico, que me lo consiguiera en su trabajo, pero después de una noche de perros y dolores de cabeza le dije que no, que compraría uno de plástico, que me sentía terriblemente culpable. Me pregunté ¿te sentirías igual de cómoda si supieras que ese cerebro que sujetas, es el de un perro?. No quiero hacer apología de nada, ni mucho menos, pero realmente hay que hablar de ello. No puedes defender los derechos de “algunos” animales, alegando que no son iguales. Cómo si fueran menos “simpáticos” que otros. Comentando este tema con varías personas, me decían que daba igual, que lo que primaba era que la fotografía quedara realista.

Pues bien, no. Lo que prima es que yo me sienta a gusto con lo que hago, y así, lo único que iba a conseguir era sentirme tremendamente mal.

1-2

En los próximos posts os enseñaré las impresiones de Saal Digital, y si hay suerte, el resultado del carrete de 110 que he conseguido para mi Agfamatic 2000, rescatada del baúl de los recuerdos.

¿Por qué un blog? ¿Por qué hoy?

He intentado llevar varios blogs. En mi época de “joven poeta y decadente” abrí varios. Siempre he sido un desastre con todo lo que implique mantener un ritmo en algo, así que los acababa dejando. Si rebuscáis bien por el gran mundo casi imborrable que es Internet, encontrareis pedazos de un yo más joven, más ingenuo.Hace poco, leí un artículo en el que hablaban sobre las características de una mente creativa, aplicado a varios ámbitos, y uno de los puntos me llamó poderosamente la atención;

 La creatividad que los lleva a un estado mental activo, hace que siempre estén pensando un paso delante, provocando la perdida de interés en lo que están haciendo en el momento, con el interés de crear un proyecto nuevo y emocionante. No son personas del presente, son del futuro. La única forma de mantenerlos en el presente es presentándoles algo único y llamativo.

Y entonces lo entendí casi todo.

Pero este año, decidí empezar a ponerme un montón de metas, como quien deja de fumar el uno de enero. Fue un momento de bajón creativo-vital importante, y necesitaba un aliciente. El primero, fue el proyecto Teleidoscope; 52 semanas, 52 temas, 52 nuevas creaciones. Decidí, cumplirlo a rajatabla, pues no hay mejor ejercicio para la creatividad que proponerse una meta. Y aquí sigo. Algún día dedicaré un buen rato a contaros cuanto me a ayudado todo esto a crecer.

Otra meta,fue crearme un blog. Meta que se acabó convirtiendo en una necesidad. Hay fotografías que me hablan, que me cuentan cosas. Muchas veces esas cosas se quedan dentro, y esta es la mejor forma que tengo de sacarlas. Hay cosas malas, y buenas detrás de cada fotografía, y aquí las vais a ver casi todas. Espero, que esta meta también acabe cumplida.

Hoy es el Día mundial de la Fotografía. Y el cumpleaños de mi ya no tan pequeña Khiara. Me cumple 4 añitos. Y para inaugurar esto, os dejo la foto de rigor. Ya se ha comido media pizza-pija-perruna, la jodía.

Wkhiaracumple4