La primera vez

Es la primera vez que escribo sobre feminismo. 

Y digo escribo, por que hablar, he hablado mucho, últimamente. Con mis compañerxs de profesión, con amigxs, con machirulos, con mujeres alienadas-que no machistas-con gente desconocida en la red…

Partamos de una base muy concreta: el feminismo está muy presente en mi trabajo- o al menos, eso intento- Pero esto, en ocasiones, no es suficiente.

Para explicar esto, voy a remontarme a la Yolanda de hace -al menos- cinco o seis años. Época dorada de los diecinueveventipocos. En esos momentos, yo era de las de “ni machismo ni feminismo, igualdad”. Escribo esto con la verguenza que trae el conocimiento, con la mirada tierna de la ingenuidad. 

No se que cambió a esa niña-bueno, si lo se. Un montón gigante de mierda en forma de patriarcado que me cayó encima como una losa, en forma de comentarios random en algunas de mis primeros autorretratos en los que aparecía desnuda, por ejemplo. O la aplastante sensación de que algo, en esos chistes estúpidos que mandan por los grupos de whatsapp, era un reflejo de la sociedad.  O los anuncios de colonias con mujeres hipersexualizadas– Pero en algún punto, algo hizo clic en mi. Seguramente, en alguna conversación con amigxs, en las que siempre terminaba callada, por que no podía- o no sabía- decirles que eran idiotas. Por mandarme a fregar, por decirme que el feminismo no hacía falta, que la violencia de género era una exageración,que el día de la mujer es una fiesta, que de que me quejo si salgo desnuda en Internet.

Estallé.

Tabú

“Tabú”, 2015

Recuerdo, como si fuera ayer, cuando pensé y realicé esta imagen.  En mi mente, no había cabida -aún- para los prejuicios. Supongo que será por que siempre he sido una persona muy consciente de su propio cuerpo, muy “libre”. Yo era la típica chica de la panda de amigas que hablaba sobre la masturbación, mientras todas se echaban las manos a la cabeza. Era, a la que venían a consultarme temas sexuales, aún siendo más virgen-que mal me sienta escribir esta palabra- que un cuaderno en blanco. Yo leía. Mucho, desde muy joven. Todo tipo de cosas. Siempre he sido una persona muy curiosa, y la curiosidad va de la mano con el aprendizaje.

Cuando subí esta imagen a las RRSS, no pensé en lo malo. No pensé que a nadie le fuera a horrorizar, ni que fuera a haber ningún tipo de revuelo. Pero tampoco pensé lo contrario, y -como suele pasar-nada salió como pensaba.

Me llovieron comentarios de apoyo- ¡gracias!- Pero también me censuraron algo por primera vez. Me llegaron algunos comentarios estúpidos, misóginos y de estraterrestres-casi-.

Pasemos de largo por los típicos “¿Tu novio te deja subir esto?”-no soy propiedad de nadie, gracias– o los tan mentados “¡Que guarrilla!”- de este mejor ni hablamos-.

Recuerdo el de un señor, que muy insistente me comentó en varias redes sociales algo un tanto bizarro-copio textual,aún sigue por ahí- : “Y si pongo una foto de unas nalgas manchadas con excremento tampoco tiene violencia visual? digo después de todo cagar también es una función natural, digo…”

Con la “violencia visual” topé. Con los tabúes del cuerpo femenino, y sus fluidos. Con la comparativa de excrementos con una función natural. Esto solo me hizo- además de decirle amablemente que él podía fotografiarse cubierto de lo que quisiera- entender que era necesario hablar de ello.

Y esto sólo fue el principio. A veces, te sientes tan cómodo en tu ignorancia, que no haces absolutamente nada para moverte, hasta que esa sensación de incomodidad hace que cambies. Que saltes, al vacío, sin redes.

Porque la realidad es que a las feministas nadie nos sujeta. Nadie nos prepara para los golpes- verbales-, los mansplainers en los posts de facebook, las noticias con titulares ácidos, las muertes, la realidad.

Las censuras

Empecé a “estudiar”. Con tener una pulsión no es suficiente, hay que formarse para saber tus porqués, o eso creo. Me llevó un tiempo muy largo tener una idea de cual era mi idea del feminismo, o cual era “mi feminismo” como me gusta decir. Seguramente, algunas personas estén totalmente en desacuerdo con decir que hay diferentes tipos de feminismo, que eso nos divida-y seguramente, no les falte razón-pero en el punto en el que estoy ahora no se definirlo de otra manera. Hablo de diferentes tipos, para meternos a todas en el mismo saco, pro-algo, en contra de algo. Pero juntas, luchando por un resultado final que es más grande que todo esto.

Dejando de dispersarme, retomo la frase que escribía hace un rato: ” El feminismo está presente en mi trabajo, pero no es suficiente”.

Hasta hace poco, pensaba que si lo era. Que mostraba con claridad mi mensaje. Pero no he tenido en cuenta en todo este tiempo la visión del espectador. Ya me han comentado varias personas que en mi obra aparecen siempre mujeres débiles, desnudas- sólo no corporalmente hablando, entiéndase- tristes. Que no empodero la figura de la mujer. Que parece que perpetuo el rol de la mujer tirada en el suelo, dolida.

Y esto me ha dado que pensar. Hay una parte de mi trabajo que sale de un lugar oscuro, que muchas veces ni yo misma controlo. Es la emoción, la tristeza, los vómitos representados en un teatro en el que yo soy la protagonista. Reflexiono sobre si esto viene de mi interior sólo, o es culpa, en cierto modo de algo externo que nos rodea y nos asfixia por vivir en la sociedad en la que vivimos. Pero de alguna manera, yo no muestro sólo mujeres tristes. Me muestro triste y desnuda, visceral, abierta en canal, a mi misma. Y he llegado a la conclusión de que es un acto de sinceridad conmigo misma. Cosa que no quita que, al sembrarse la semilla de duda en mi cerebro, trate de hacer activismo de manera consciente.

Y así nació “Utopías”

Utopías

Me encanta ser mordaz, tengo que reconocerlo. Hacer teatro de situaciones y contarlas, para que el espectador imagine escenarios y debata.

Os pongo en situación. Hace más o menos un mes, estaba con una amiga en un centro comercial cualquiera. Entramos a una tienda, y vimos esta camiseta. Nos volvimos locas de contentas, en un primer momento. Por fin se hablaba de esto, ¡por fin!.

Con la camiseta ya en nuestro poder- y después, otros días, por mi parte varias más- empezo a brotar un debate en nuestras cabecitas: ¿No sería esto malo, en cierta manera? ¿No desvirtuaría el movimiento feminista que millones de adolescentes- o no tan adolescentes- llevaran mensajes así, mientras el patriarcado les inculca a decir frases como “mi novio no me deja ir de fiesta”? ¿No sería todo marketing?.

Hablándolo con varias personas, llegamos a la misma conclusión:  Esto no pintaba bien.Y el artículo de Claudia Sánchez, “¿De quién son las manos que fabrican la camiseta feminista de Stradivarius?” terminó por hacernos meditar sobre algo que ya sabíamos.

Pues si, evidentemente. Lo era. Lo es. Lo sabemos.  Esto me genera perturbaciones a nivel interno porqué, por otra parte, también pienso que es un avance. Que, al igual que me gusta llevar una camiseta de Marea, me gusta llevar una que haga visible el feminismo. Que no se trata ya de una- o varias- camisetas. Si no de que quien la lleve, sea activista y no posser.

“Utopías” es ahora mordaz ya no solo por lo que pensaba al principio. Este es un ejemplo de el poder de evolución que tiene la fotografía para mi, ese misterio que la hace estar viva. El slogan  “Everybody should be feminist” ya era -desgraciadamente- una utopía desde que se creó. O se pensó. Ojalá me equivoque-tiendo al pesimismo- pero no vamos a ser todos feministas. No lo verán mis ojos. Espero que al menos lo vean los de nuestros hijxs. Ahora también es irónica: el feminismo ha llegado a ser tema de marketing. Ahora, también se puede comerciar con él.

Y no se, que queréis que os diga. Yo ya estoy de vuelta de todo.

Anuncios

2016

Este año no tenía pensado hacer balance. Seguramente por que me encuentro en un momento vital con muchos vaivenes, cambios, bifurcaciones. Y eso marea, vamos que sí.

¿Habéis tenido alguna vez la sensación de que todo se mueve a vuestro alrededor demasiado deprisa y vosotros estáis anclados al suelo? Atónitos. Inmóviles. Pues algo así.  Pero uno de estos días –ya no se cual, escribo esto en fragmentos dispersos– me desperté completa y llanamente feliz. Y esto,  puede parecer una nimiedad,no lo es.

No se me malinterprete, sigo defendiendo a capa y espada nuestro derecho como humanos a sentirnos tristes, a regodearnos en la mierda, a auto destruirnos y luego renacer. Pero un poco, no nos pasemos.

No soy un ser de proponerme cosas, no por vaga, si no por que no tengo término medio; o las cumplo a rajatabla hasta dejarme los higadillos-cosa que me causa bastante ansiedad– o no hago absolutamente nada-cosa que me causa más ansiedad todavía-. Pero si he de proponerme algo en este año –que ya nos lame los pies como en las orillas de los mares-, va a ser empezar a repetirme con ahínco todas las cosas buenas que tengo, que me pasan, que tuve y que conservo.

Empecemos por lo más básico: estoy viva.

Y además, sigo dedicándome- no sin muchos sinsabores, todo hay que decirlo– a la fotografía, al arte. Estoy viva y estoy luchando.

Tengo cerca gente –poca pero buena– que me quiere, bien. Gente, que seguramente me quiera mal, pero eso es por que estoy haciendo algo importante, que no a todo el mundo le gusta o peor,  algo a lo que no todo el mundo se atreve; intentar vivir como quiero, y de lo que quiero.

Tengo salud-de vez en cuando– no estoy en la más mísera pobreza-en ocasiones-.

Tengo libros para viajar cuando la vida no me deja. Tengo un montón de ideas escondidas esperando a nacer. Tengo, ahora mismo, mientras escribo estas líneas, una pequeña bola de pelo perruna enredada entre mi manta de lana y mis calcetines de invierno. Tengo un compañero de vida maravilloso con el que quiero llegar a tener arrugas y preparar pasteles delante de una chimenea allá por el año 2071. Tengo sueños,metas. Y me voy a callar ya, que parezco una lámina de MrWonderfull.

20160114_005627

Por aquí dicen que holi

Este año, han pasado muchas cosas. No todas buenas. Más de una mala, mas de dos. Pero muchas, maravillosas. He llorado mucho, pero también he sonreído mucho.

Y he viajado a lugares bonitos con gente bonita. Me he sentado en medio de la naturaleza,  y he respirado fuerte. Cada vez que vuelvo en mi mente a cualquiera de estos momentos, siento una paz infinita, palabra.

He visitado un montón de exposiciones chachis

El año pasado decía que quería grabar mas vídeos. Esto se ha medio cumplido, no por la cantidad-han sido más bien pocos- pero grabando algunos me lo he pasado muy bien. Y me he reído un poquito de mi misma, que nunca está de más. Quiero hacer más cosas de este tipo, darme ideas ¡por deus!

Me ha picado-esta vez más en serio- el gusanillo de lo analógico. Gracias a Rubén, que me cedió una maravillosa F70. Y gracias a Tam, profa y compañera de correrías fotográficas.

todo-el-amor-del-mundo-no-fue-suficiente

Entrando un poco en el terreno profesional, tengo que decir que –sorprendentemente– no me ha ido nada mal. He participado en cuatro exposiciones colectivas, una de ellas en Barcelona, como finalista de el  XII CONCURS DE FOTOGRAFIA GAG. Las demás, con mi querido colectivo de mujeres artistas y feministas WARMI, en el que crecemos sin prisa pero sin pausa.

He vendido obra en varios stands fotográficos junto con gente hermosa. Primero en el pasado Madrid Photocreative, y después en la Feria de Marcas independientes LyN market

1928909_1130375903642145_1220872827300662956_n

¡Pero cuanta belleza en una foto, por dios! Aquí mis chicas defendiendo el fuerte           Fátima, Lara y Tam

20161106_131741-1

He cumplido uno de mis sueños, de esos que escribes en una lista de “20 cosas por hacer antes de morir”. En este 2016 he vendido mis dos primeras portadas para libros.

Hablando de licencias de imágenesy esto era una sorpresa, pero os la desvelohe firmado el contrato con  Photo Vogue and Art+Commerce– ¡yay!-.Todavía no podéis verlas dentro de la plataforma, tardan como tres meses en subirlas.Ya queda poco 🙂

Además, estas son algunas de las publicaciones en las que ha salido mi trabajo reflejado durante este año –¡gracias infitas! no sabéis la ilusión que me hace cada vez

Este año he realizado 38 obras. No todas me encantan, y seguramente más de la mitad sean malísimas de la muerte-para mi, al menos, que siempre estoy pensando en mejorar– pero me ha creado una gran satisfacción trabajar lento, no presionarme. Dejar que salga lo que tenga que salir.

befunky-collage

Mirándolo por el lado negativo, me cuesta. Me cuesta desprenderme de ese sentimiento de “alcanzar la perfección”. Este año he llevado a cuestas la losa de la originalidad, de tener que tener buenas ideas. Y en algunas ocasiones creo haberlo conseguido. Aquí van mis 10 favoritas de el 2016

the-colorist

“The colorist”

cria-cuervos-y-te-sacaran-los-ojos

“Cría cuervos y te sacarán los ojos”

Girls just wanna have fun

“Girls just wanna have fun”

Marea

“Marea”

Garden

“Garden”

l'art

“l’art”

summer-vibes

“Summer vibes”

el-nudo

“El nudo”

la-fruta

“La fruta”

flor-de-pascua

“Flor de pascua”

(¿Os habéis dado cuenta de que,a pesar de contaros que no he estado precisamente alegre, ha sido un año de azules y rojos chillones? Colorido, en general. Soy un ser de contrastes…)


Probablemente no haya sido el mejor año del mundo. Seguramente, uno de los más confusos,agotadores,extraños, emocionalmente hablando. He sufrido pérdidas, decepciones, traiciones,aprendizajes forzosos. He tocado fondo, como quien dice. Y me estoy levantando- o intentándolo– palabrita. Pero ha habido cosas entre medias de toda la “mierda“, que aún me hacen sonreír. Y creo que se trata de eso. De caerse, de levantarse. De sentir mal o bien pero sentir. De construir recuerdos, de hacer fotografías. De amar lo que haces, aunque a veces duela.De atesorar momentos, que quizás no se vuelvan a repetir. O quizás si, y seamos felices de nuevo.O por nuevas cosas.

Podría escribir un millón de cosas más, pero prefiero dejaros con  un texto-poema de Ana Elena Pena, “Suicidio”-ya os tengo dicho que muchas veces los poetas habitan en mi, sin querer

Es absolutamente necesario suicidarse cada cierto tiempo.
Huir de uno mismo, 
perderse,
levitar,
ayunar,
sentir el cuerpo vacío, agotado, dolorido.
Mudar la piel,
beber,
vomitar,
tocar fondo, follar con desesperación y luego no recordar nada.

Estar ausente de todo.

Para después, aferrarse de nuevo a la vida. Reencontrarse.
Vestir colores pastel, andar a paso ligero y sonreír a los vecinos
cuando te saludan en la escalera.

-¿Qué tal estás, preciosa?
-Jodidamente bien, gracias

Que lo que venga, sea mejor que lo que se va. Que lo que queremos que se quede, no se mueva, nos habite.

Que sea una aventura.

Que vivamos. No busco más.

Feliz año para todos vosotros. ¡Feliz vida!

Plagio, inspiración y homenaje 

Últimamente, he tenido varias conversaciones en las que ha salido el tema del plagio. Y quería dar mi punto de vista sobre esto, enfocado por supuesto al ámbito de el que hablo siempre: el arte.

Ya se, ya se. La palabra arte es muy genérica;partamos el arte en todas sus vertientes y hablemos en concreto de la fotografía, mezclada, en muchas ocasiones, con otras artes como el cine, la pintura y la literatura.

Esta entrada se formalizó en mi mente al leer recientemente los libros de Austin Kleon; “Roba como un artista” y “Comparte tu trabajo”-¡que por fin están en mi poder después de pasar una buena temporada en mi lista particular de caprichos!-. Leer estos libros, ha supuesto para mi como reencontrarte con un viejo amigo. El sentimiento me recuerda a la frase “Es algo que sabías, pero todavía no lo habías descubierto”.

En ellos, el autor habla sobre la importancia de embeberse de el arte existente para formar arte nuevo. Y compartir tus inspiraciones, para que otros artistas también puedan formar sus propias obras.

Esto es un poco lo que pienso yo; para mi, hay una diferencia importante entre plagio, inspiración y homenaje.

Pongamos la definición de plagio, primero, sacada directamente de la RAE:

Del lat. tardío plagium ‘acción de robar esclavos’, ‘acción de comprar o vender como esclavos a personas libres’, y este del gr. πλάγιος plágios ‘oblicuo’, ‘trapacero, engañoso’.

  1. m.Acción y efecto de plagiar (‖copiar obras ajenas).

  2. m.Bol., Chile, Col., Ec., El Salv., Guat., Hond., Méx., Nic., Par., Perú y Ven. Acción y efecto de plagiar (‖secuestrar a alguien).

Bueno, quedémonos con la menos arcaica -me he quedado flipando con lo de los esclavos- y actual acepción 2. Copiar obras ajenas. Yo entiendo como plagio una copia absoluta de una obra, sin ninguna intención ni concepto de cambio detrás, solo con la finalidad de imitar una estética que pueda parecernos atractiva y /o pueda, en algún caso, aportarnos fama o algún tipo de beneficio.

Miremos ahora a ver que nos cuenta la RAE sobre la inspiración…

Del lat. inspiratio, -ōnis.

  1. f.Acción y efecto de inspirar o inspirarse.

  2. f.Ilustración o movimiento sobrenatural que Dios comunica a la criatura.

  3. f.Estímulo que anima la labor creadora en el arte o la ciencia.

  4. f.Cosa inspirada.

…y el homenaje:

Del occit. homenatge.

  1. m.Acto o serie de actos que se celebran en honor de alguien o de algo.

  2. m.Sumisión, veneración, respeto hacia alguien o de algo.

  3. m.En la Edad Media, juramento solemne de fidelidad hecho a un rey o señor.

Bueno, yo sigo flipando-con perdón-con algunas de las definiciones. De inspiración me quedaría sin ninguna  duda con la 3, y quizás con la 4. De homenaje, la primera se acerca bastante bien a mi pensamiento sobre ello.

Tenemos, igualmente, que hacer una breve diferencia entre los dos; para mi, la inspiración muchas veces no se ve a simple vista. Puedes inspirarte-de forma más básica- en otra fotografía. Pero también puedes inspirarte en un estilo, en una gama cromática, en un encuadre, en un entorno, en una forma de pensar, en una canción, en un párrafo de un libro, en la estética de una película o serie…las posibilidades son infinitas. Y la obra final, no debería parecerse, ni quizás siquiera recordar, a nuestra fuente original.Este, es un recurso que yo uso -y me atrevo a decir que todos los creativos también- usamos en nuestra obra.

Id pinchando en las imágenes o en los links de las descripciones si quereís saber más de cada foto/artista 

l'art

Para “l’art” me inspiré en los colores saturados de David laChapelle

david-lachapelle-christina-aguilera-vogue-italy-203_02


Girls just wanna have fun

Girls just wanna have fun” tiene varias inspiraciones. El título hace referencia a la canción reinterpretada por Cindy Lauper en 1983, que fue un icono feminista. La estética y la iluminación hacen referencia al videoclip Gosth, de Hasley, intentando darle esos tonos neón que para mi resaltan el concepto de la fotografía; la suciedad y lo prohibido en algo que es simplemente bello. Por último, el detalle de los tonos azulados, en el pelo, las sábanas y algunos detalles más, hacen un guiño a la película “Blue is the warmest color” (que quizás conozcaís por su título adaptado al español: La vida de Adele)

blueisthewarmestcolorfilm


Mimética

En mi fotografía “Mimética” me inspiré en un detalle de uno de mis fotógrafos preferidos-y un referente- Eugenio Recuenco. El detalle de la pecera como nexo a otros mundos, me cautivó y lo adapté al concepto de mimetismo con el entorno que nos rodea.

recuenco-islandia (2)

Ahora, hablemos de el homenaje. Yo, personalmente, entiendo el homenaje como una representación más directa de algo. Al contrario que en la inspiración, en el homenaje la fuente debe ser reconocida a simple vista, y por supuesto, debe poseer algo distintivo, que transforme la obra original.

Take me to church

Take me to church” nació como un homenaje a la canción de Hozier que lleva el mismo nombre.


1997

1997” es un claro ejemplo de homenaje. En ella escondo algunos detalles como el libro, recreado a mano para que imitara a la primera edición del original de Nabokov,fechada en parís en 1955. El título hace referencia a el año en el que se estrenó la segunda película, digida por  Adrian Lyne. La escena hace referencia a el primer encuentro entre Lolita y Humbert, que creo que resume muy bien la esencia del film.

tumblr_mzkmjuVCjP1rpj04no1_500.gif

lolita--2--BJF9

lolita12


El origen del mundo

Creo que “El origen del mundo” es uno de los homenajes más claros que tengo. Hace un guiño a la obra de Coubert. Y a la feminidad.

el-origen-del-mundo- Courbet


Voyeur

Voyeur“, un homenaje a Edward Hopper

hopper

La(s) pregunta(s) del millón-y por lo que seguramente, estéis leyendo este post- es ¿y como diferencio todo esto del plagio?¿como se cuando estoy pasándo la fina linea que separa el ser original de no serlo?

La respuesta es que no somos originales. Al menos, no completamente. Somos originales en detalles, en pequeñas constelaciones dentro de nuestra obra. Todo existe.Y a priori, esta frase puede parecer muy deprimente, pero no: que algo exista no significa que esté contado de la manera en la que lo contarías tú. Para mi, eso es más esperanzador aún que pensar en descubrir el santo grial de la originalidad.

Creo, sinceramente, que el plagio se ve de lejos. El plagio va solo, carente de fondo, carente de ideas, carente de una construcción. Para plagiar, no piensas, no creas, pues ya han creado por ti.

Si tienes algo característico en tu obra, que nadie más tiene y alguien lo calca, es plagio. Podría no serlo; esa persona podría admirarte,querer usar esa cosa característica de ti y hacer un homenaje. Pero debería -y esto lo considero más que un deber una obligación- mencionarte.Introduce cosas nuevas. Nuca repitas los patrones de nadie, pues puedes perder tu esencia en el camino.Yo siempre que hago un homenaje, lo menciono.  Es más, es un honor para mi mencionarlo, pues comparto con los demás las cosas que me remueven por dentro.A la gente, le suele dar una mezcla entre miedo y vergüenza hacer menciones, compartir sus referentes. Luchan y luchan por defender que jamás se inspiraron en nada, que todo nació en su mente- y no lo niego, pues muchas veces sí ocurre así – y no se dan cuenta de que seguramente, vieron esa misma gama cromática en algún lugar, como por ejemplo, un simple atardecer.

Garden

“Garden”. Homenaje a la pintora Clare Elsaesser y su serie de flores

clare

Supongo que este es un tema controvertido para muchos. Para mi, al no estar en la cresta de la ola, aún no me ha pasado mucho. Puedo decir, sin temor a equivocarme, que nunca me han plagiado. Si, he visto obras parecidas a las mías, bien referente al concepto o a la finalidad, pero nunca las he entendido como un ataque. Creo firmemente que-como cuentan los libros que antes os he mencionado- vivimos en la era de la memoria colectiva. Yo misma, he dejado muchas fotografías en el tintero por que me he dado cuenta, en el ultimo momento, de que eso ya lo había visto en algún lugar. Y creo que esto es lo importante; tener muy claro lo que haces, como lo haces y sobre todo, por que lo haces.

Útero

Útero“. Inspirada en “Leda y el cisne” de Miguel Ángel / Rubens

Ledayelcisne-Rubens-Miguel Angel


Marea

Marea” un homenaje a uno de mis grupos favoritos, Los marea.

Os propongo algo;Me gustaría que me dejaraís en comentarios vuestros referentes. ¡Cualquier ámbito artístico me vale! Yo os dejo aquí un breve apunte de mi gente favorita, por si gustais 🙂 -Me dejo más de la mitad, que por mi la lista sería interminable…-

Fotografía

Diane Arbus, Francesca Woodman, Vivian Maier,Oleg Oprisco, Silvia Grav, Eugenio Recuenco, Abel Azcona, Virginia Rota, Evelyn Bencicova, Gabriel Isack , Noell Oszvald, Katerina Plotnikova,Jan Saudek, Guy Bourdin,Ben ZankTim Walker

Ilustración/pintura

Johannes Vermeer, Jan van Eyck, Gustave Courbet,Edward Hopper, Albert Soloviev , Dino Valls , Paula BonetSara HerranzLaura AgustíLee Price

Música

Hozier,Sigur Ros,Funambulista,Andrés Suarez, Los Marea,Extremoduro

Cine

Interstellar, Memento, El resplandor, American beauty, Her , Memorias de una Geisha, La teoria del todo, La chica danesa

Literatura

Algunos autores:

Carlos Salem, Escandar Algeet, Elvira Sastre,Albert Espinosa, Eloy Moreno, Patrick Rothfuss, Stephen King

Algunos libros:

  • La soledad de los números primos-Paolo Giordano
  •  Veronika decide morir-Paulo coelho
  • Un mundo feliz-Aldous Huxley
  • La joven de la perla-Tracy Chevalier
  • Memorias de una Geisha-Arthur Golden

 

Chica triste

Chica triste” es un homenaje a las ilustraciones de Albert Soloviev

albertsoloviev

 

 

¡Nos vemos en la siguiente aventura fotográfica!

 

Prejuicios

Hace unos días, una persona muy cercana a mi círculo me dijo: A ver cuando te conviertes en una persona decente y te quitas esos pelos. ¿No te das cuenta de que así no le vas a gustar a nadie?

Como si yo buscara gustarle a alguien xD

Y eso me dio que reflexionar, porque desgraciadamente no es la primera vez que me pasa.

Hace unos meses, por ejemplo, me llegó una notificación de un grupo X de facebook. Ni recordaba que estaba metida ahí. Era un comentario de una chica, que opinaba sobre la profesionalidad de los fotógrafos y su estética. Decía, que se había encontrado con casos en los que el fotógrafo/a llevaba el pelo de colores y por eso mismo ya “causaba desconfianza” y no le contrataban. Por supuesto, ella defendía que no tenía nada que ver ser un buen profesional con tu apariencia. Ya digo que yo no participaba activamente en el grupo, pero dado que

  1. Soy fotógrafa

  2. Ejerzo en el ámbito profesional

  3. Llevo el pelo verde

  4. Me salía de mi santo coño opinar

me vi instada a dejar mi humilde opinión.

Ahora mismo no podría dejaros las palabras exactas de mi comentario, pero fue algo como: “Opino que es una soberana gilipollez juzgar el desempeño de un profesional por su forma de vestir, raza, color de piel, pelo, tatuajes o adornos corporales. Te puedes encontrar un gilipollas con el pelo verde, o un gilipollas vestido de traje”

En cuestión de minutos, el administrador del grupo, me contestó con muy malas palabras. Decía algo similar a que “mi opinión era muy de fiar” y que “creaba jaleo” y que “no debería opinar así”. Otra vez vuelvo a recalcar que no os puedo pegar la respuesta exacta, y ahora os cuento la razón. Me quería echar del grupo, así que me fui. No fui precavida y no hice captura de pantalla. Entono un mea culpa

Hago este post para hablar de ello. Para hablar de la profesionalidad y del buen hacer. Para hablar de los prejuicios.

Estos prejuicios no solo se extrapolan a la forma de vestir, ser o estar. También nos pegan de cerca cuando nos desnudamos para una fotografía.

Quién no ha oído eso de “¿Como subes esas cosas a Internet? Vas a quedar como una puta.”

A mi, personalmente, me han llegado comentarios cercanos del tipo “¿Y tu novio te deja subir eso?” No entremos ya en que este tipo de comentarios rebasan la línea del prejuicio y la llevan al machismo más absoluto, por que eso daría para otro post.

De momento, estamos hablando de cosas que podrían resultar banales. Pero también existen prejuicios en otros ámbitos. Voy a poner como ejemplo la ansiedad. Yo sufro de ansiedad y algún que otro ataque de pánico desde hace años, y por lo visto, parece muy complicado de entender que los que sufrimos esta condición no nos lo estamos inventando. La gente, con todo su buen saber a cuestas, no hace más que aconsejarte “que no te preocupes tanto”. A mi, en concreto, me han llegado a decir que soy muy exagerada, que me lo tomo todo muy “a pecho”.

Parece que en esta sociedad tienes que ser y sentir de una determinada manera: como el resto de borregos, concretamente. Tienes que estar feliz siempre, no desentonar, no llamar demasiado la atención. Tienes que hacer las cosas pensando en “cómo las haría otra gente normal”.

Por que tú no eres normal.

Eres un ser extraño con tus tatuajes, tu pelo de colores, tu depresión, o tu lo que sea.

Pero ¿Quién dicta la “normalidad”?

¡Aquí os dejo otro post colaborativo, esta vez sobre los prejuicios!

 

Mar Bautista

mar bautista

Título: La culpa es de la tierra.                                                                                                                                       <<Me siento juzgada cada vez que digo que no quiero casarme, ni tener hijos. Esta fotografía se concibió como una necesidad de expresar la culpa y la opresión a la que me someto cada vez que tengo que dar explicaciones.>>

 

Ginebra Siddal

Ginebra Siddal

<<El día que subí esta fotografía no tenía previsto que ocurriesen los atentados terroristas en Bélgica. No comprendí como ciertas personas por privado me pidieron que quitase esta fotografía, que la borrase porque era ofensiva. Se me acusó desde racista a insensible con el tema del terrorismo, incluso me denunciaron la toma. Nunca llegué a comprender como esas pocas personas pudieron malinterpretar tantísimo el mensaje de esta fotografía, a la que por cierto titulé “Abrazos de luz”>>

 

Blanca Giménez

Blanca Giménez

<<En mi caso es por ser mujer, fotógrafa, vieja según dicen (tengo 48 años) y hacer autorretratos desnuda. Porque se ha puesto de moda una nueva forma de discriminación, y acentuada en las mujeres principalmente, el “ageismo”… Porque me critican precisamente por mi edad con un machismo duro y despiadado… Soy FOTÓGRAFA y hago autorretratos entre otras cosas, eso no significa que sea modelo, ni que crea serlo. Y dado que este mundillo artístico está corrompido, la competencia desleal que es mucha, se dedica a crear grupos y páginas en facebook con el único fin de arremeter contra mi persona. Entendería que se debatiese sobre mis fotografías, que se criticasen desde un punto de vista profesional, pero no; estos tipejos (porque la gran mayoría son hombres y machistas), esos mismos que se dedican a ir baboseando detrás de las niñas jovencitas para hacerles fotos “Boudoir”, esos, se dedican a debatir acerca de mi edad… Que si 40, que si 50, que si 60… ¿Y eso es tan trascendente? Las malas lenguas me apodan W = Vieja Visillo. Y he hecho de ello una marca, una lucha, una rebeldía. Si señores, soy W, orgullosa de mis arrugas, de mi cuerpo, de mis obras fotográficas y de mis cicatrices. Y quiero mandar un mensaje a todas las mujeres, incluidas las jóvenes, para que se atrevan, para que se muestren, para que comprendan que esto es un mensaje contra el machismo y contra otras formas de discriminación, ya sea por edad, por minusvalías o por colores.>>

 

Sarai Deza

Sarai Deza

<<La primera vez que me hice una fotografía de desnudo que en realidad no era desnudo, es decir, era una imagen que insinuaba que lo estaba pero no lo enseñaba, fue en 2009. Tardé 6 años en volver a desnudarme ante la cámara. Tenía yo todavía 17 años cuando me semidesnudé ante mi cámara, y digo semi, porque llevaba las bragas y el sujetador color carne sin asas puestos, con lo que no estaba realmente desnuda, pero sí que era mi intención insinuar que lo estaba. Una guitarra tapaba prácticamente todo mi cuerpo y aún así hubo gente que me etiquetó de puta para arriba, cuando en una foto en la playa en bikini se me veía más carne. También hubo gente a la que le gustó, casi todo chicos, para qué negarlo, pero yo me quedé con las criticas, sobretodo las que venían de mi propio género. Hoy en día se que era pura envidia, incluso vergüenza de sí mismas, por no poder o no atreverse a hacer algo así. Era la maldad y el prejuicio de la adolescencia. El año pasado, volví a desnudarme sin enseñar, en una foto bastante improvisada pero que titulé Origen. Quise volver a empezar, como un fénix que renace de sus cenizas. Y curiosamente mucha de esa gente que en su día me criticó ahora alababa mis fotografías. Son ironías de la vida, supongo. Lo que tengo claro es que no pienso volver a dejarme influenciar por este tipo de comentarios, porque me quiero a mí misma, me gusta mi cuerpo y no tengo vergüenza de enseñarlo para expresar lo que siento. Y a quien no le guste, que no mire.>>

 

Fátima Ruiz

Fatima Ruiz

<<Desde que empecé a hacer fotografías, tuvieron su sello oscuro que a día de hoy es mucho más acentuado y eso ha hecho que desde el principio la gente no me apoyase con mi decisión de hacer estas fotografías tan oscuras y me han alentado a dejarlo. La verdad es que en muchas ocasiones me he parado a reflexionar sobre lo que hago y por qué, a mi me gusta muchísimo todo lo oscuro, referente al terror y lo grotesco y en cierto modo me fascina y me parece bello, pero claro, no toda la gente es capaz de comprenderlo y ha sido como un tema muy cuestionado. He tenido que escuchar muchas veces comentarios del nivel “con ese tipo de fotografías no vas a llegar a nada” o “tienes que hacer cosas más normales”. Pero por suerte no les he hecho caso y aquí continúo haciendo lo que más me gusta. La fotografía que te adjunto es un autorretrato aún a pesar de no estar yo, se titula “The lovers” y es esa relación que yo tengo con lo oscuro>>

 

Adelys (afotografia)

Afotografia

<<Después de esta foto (que está hecha con un arma de airsoft) nunca mas me atreví a realizar estas sesiones.Esta es una de mis primeras sesiones de estudio y me hacía ilusión hacer las fotos con las armas de un amigo sin reivindicar nada y sin ningún tipo de protesta y termine según la gente apoyando el nazismo,la violencia las guerras.Me acribillaron…>>

 

Juan Carlos Pascual

Juan carlos pascual

<<En la foto quería plasmar de forma bastante gráfica la agonía de la ansiedad, la sensación física de no poder respirar, sentirte superado por todo.Compartí la foto en un grupo de autorretratos de facebook en el que participa gente de todo el mundo, y un tipo de Estados Unidos puso un comentario. Decía algo así como que algún administrador debería retirar mi foto porque resultaba muy ofensiva, ya que hay ciertas prácticas sexuales que pueden ofender al ser mostradas como yo las estaba mostrando en esa imagen. Mi asombro fue brutal, hacía más de un año que había hecho la foto y en todo ese tiempo jamás me dio por pensar algo parecido, pero bueno, hay gentes y mentes un pelín retorcidas. Yo escribí a los administradores para decirles que podían eliminar la foto si querían, pero que ni se me había ocurrido que alguien pudiese pensar algo así ya que lo que yo quería expresar era algo muy distinto. Ellos también estaban sorprendidos de la interpretación que le dio aquel tío y no quisieron retirar la foto. Yo ahí desde luego me sentí prejuzgado.>>

 

Aranzazu Diez

Aranzu diez

<<Nunca he sido una persona extremadamente delgada ni tampoco con sobrepeso, soy lo que ahora se mal conoce como “curvy” intentando poner palabras a lo que en realidad es simplemente estar sana y feliz con una misma. Con esta imagen me llegaron algunos intentos de consejos, si se les puede llamar así, de que adelgazara mi pierna con photoshop ya que quedaría más estético. No es la primera vez que oigo estos comentarios igual que no es la primera vez que oigo una mención a que mi obra representa “mujeres con curvas”. No puedo evitar rechazar estos comentarios ya que siento que solo por el hecho de que salga una mujer y solo por el hecho de que no esté como la norma dicta que tiene que estar ya parece que lo más importante es su peso, que hay que mencionarlo o hablar de ello, incluso aunque se intente hacer de manera positiva.>>

 

Ana Carrillo

Ana carrillo

<<Soy fotógrafa, y mientras estudiaba fotografía quedábamos tres compañeras de clase para hacernos fotos y probar cositas nuevas. La mayoría de las veces la modelo era yo, aunque nunca he posado profesionalmente, pero de las tres era a la que más le gusta estar delante de la cámara. Luego subíamos las fotos a Facebook, y mi sorpresa es cuando un día me encuentro a una ex compañera de trabajo, y me suelta tan natural: “Ay Ana, qué guapa te veo en las fotos de face, ¿no te has pensado en presentar a MODELO DE CARA??”   Mi cara sí que debió de ser un poema después de oír eso. Vale, tengo mis curvas, siempre las he tenido y las acepto. Y de hecho en esas sesiones había una parte que nunca faltaba, y era la merienda con donuts y chuches varias. Pero esa frase se me quedó grabada. Luego siempre está lo de que “como mi novio me deja salir asi en las fotos”,”que si no me da vergüenza que luego en el pueblo me conozcan” (tengo una tienda de fotos) y clásicos de ese estilo.>>

 

Y falto yo, que me dejo para el final

Volvamos a la frase que reseñaba al principio de este post:

“A ver cuando te conviertes en una persona decente y te quitas esos pelos. ¿No te das cuenta de que así no le vas a gustar a nadie?”

En base a eso, imaginé una fotografía muy bizarra. Tan bizarra que no sabía exactamente cómo materializarla en mi mente.Quería mezclar comida con el concepto de prejuicio, y que esa comida fuera parte de mi, que se me tratara como un objeto de consumo. En concreto espaguetis (si, señores, espaguetis). Primero, os voy a dejar un poquito del making of, que esta graciosete.

Perdonad la calidad pésima, pero es que son capturas de vídeos. Aprovecho para hacer un poquito de spam y os cuento que subo estas frikadas a mi recién estrenado snapchat. ¡Agregadme, bandidos!

snap.jpg

 

Y bueno, aquí está la foto final. La dejo un poco a libre interpretación, aunque creo que con el título vais a ir pillando por donde van los tiros.O no, por que es tan abstracto, que a ratos no lo me entiendo ni yo.

En un principio quise titularla “Prejuicios”. Sin más. Pero se me apareció otro título como una visión.

Os dejo con mi “Menú del día”

Basta ya de hablar sin saber.Basta ya de intentar cambiar a la gente. Dejadnos ser almas libres. Dejad de tratarnos como un objeto que podéis modificar a vuestro gusto. Somos quienes somos por las vivencias que tenemos, por los caminos que decidimos tomar.

No somos seres hechos en cadena, no somos el menú del día.


¡Y hasta aquí el post de hoy!

Mil gracias a todos los que aportáis vuestro granito de arena contándome cada experiencia, y cada foto que la ilustra.

¡Nos vemos en la próxima aventura!

 

El arte y la tristeza

Llevo un tiempo reflexionando. Y como a mi lo que me gusta es compartir mis reflexiones, me he decidido a hacer un post colaborativo sobre este tema.

Este post versa sobre las emociones. Y la fotografía.

No hace mucho tiempo, hablaba sobre esto con una compañera. Esa conversación me hizo recordar una frase de la ilustradora Sara Herranz:

“Somos demasiado jóvenes para estar tan tristes”

Y creo que es verdad. O una verdad a medias, al menos. Me explico: no creo que los artistas seamos personas inherentemente depresivas, simplemente somos más empáticos que la media. Esto nos lleva a una dualidad; nos “alegran” mucho las alegrías y nos “entristecen” mucho las tristezas. Con esto no digo que los demás no podáis ser empáticos (aunque mejor si no lo sois en exceso, se pasa fatal, se sufre por todo). Claro que hay empáticos, y tristes, y felices fuera de este mundo. Conozco a unos cuantos. Pero, creo que el arte nos da esa posibilidad de expresarlo: si yo trabajara en una tienda-por poner un ejemplo banal- y estuviera triste/feliz, todo seguiría igual. Mi estado de ánimo no modificaría (o no demasiado) mi labor. Quizás estaría más apática. Quizás me pediría una baja. Pero no colocaría las prendas de mi tienda imaginaria por orden de grises, por ejemplo. Sin embargo, nosotros, los creativos, escupimos nuestro ser desde las entrañas. Y si las entrañas estás negras, escupiremos lodo. Y si tienen purpurina, pues más de lo mismo.

Yo, personalmente, creo desde el dolor, por norma general. No es que no pueda crear desde la felicidad. A veces lo hago, también. Pero creo desde el dolor,porque-parafraseando a Leila Amat, que dijo esto mismo en su ponencia en el Madrid Photocreative- necesito vaciar mi mochila de mierda.

Cuando estoy feliz, generalmente, me apetece disfrutarlo.

Y todo esto viene a que ya he oído/leído/charlado que sólo fotografiamos cosas tristes. Que, pareciera que nos gusta regodearnos en la auto-complacencia. Y no es regodeo, señores. Es la misma vida, que nos pasa por encima, como a todos. Esto es un manifiesto a las emociones, por qué todas son válidas, y son buenas cuando las expresas, sea de la manera que sea.

Así que no me enrollo más y  aquí os dejo con las maravillosas aportaciones que me han realizado unos cuantos artistas(por cierto, no veo a penas chicos, muy mal) abriéndome su alma un poquito. Porque de eso se trata, de abrir el alma, y crear desde lo mismísimo que nos salga del c …. de la patata.

Pinchando sobre el nombre de cada un@, podréis ver más sobre su trabajo.

 

Ana Raga

Dad said me_Hankering

<<“Dad said me. ( Hankering)” Es mi serie más triste, cualquiera de las cinco fotos de la serie. Toda ella representa lo mismo, el miedo a hacerte mayor y asumir ciertas cosas que no nos gustan, como la muerte o el fracaso. Haber abandonado la niñez ¡o peor! haberla olvidado. No quería olvidar, sobretodo, lo que me habían enseñado mis padres. Esta foto la hice justo el domingo anterior de que por segundo año volvieran a dar quimio a mi padre. Acabábamos de superar el primer año de pelea y habíamos mantenido la esperanza de que se acabara ahí, pero no y hoy aún seguimos en la brecha. Así que nos fuimos los 3 a comer aquel día y con ellos presentes hice esta serie,sobre las cosas que me enseñaron de niña y como me han acompañado ahora que esa época, ya pasó.>>

_RAG9411 happybirthday Ann

<<“Happy Birthday” es mi foto más feliz. No por qué me diera alegría hacerla, si no porque representa el punto más independiente de mi vida, representa la aceptación a mi misma y el equilibrio que otorga la madurez y que tanto me ha costado ( y aún me cuesta) conseguir. Esta obra es la representación de SABER el camino a seguir y dejar de ir a ciegas, improvisando por la vida.>>

Diana Festa

IMG_3316masbaja

<<Esta sería la foto triste, se llama “Misfit”. Lo que pretendía volcar en este fotografía era tal y como dice el titulo mi sensación de inadaptada. Generalmente me siento un poco fuera de el mundo, hay tantas cosas que no logro comprender, y tantas son las que me cuesta o me niego a aceptar que hay momentos en los que desearía salir corriendo y desaparecer. Precisamente en uno de esos momento es cuando nació esta fotografía.>>

IMG_3969masbaja

<<Esta sería para el tema alegre, se llama “Curiosity”. En esta fotografía y la serie en si, trata de expresar como virtudes ciertas características personales que, sobretodo durante mi infancia, trataron de hacerme ver como negativas. Me resulta alegre porque es un acto de aceptación, con la finalidad de lograr quererme tal y como soy.>>

Esmeralda López

6988720786_aa47d6fef2_k

<<Esta fotografía la hice en un momento difícil de mi vida cuando me divorcié de mi marido después de 12 años juntos, marcó un antes y un después en mi vida y creo que también en mi manera de hacer fotografía y ver las cosas.>>

7397429406_f6c0f9a5ef_k

<<Esta,corresponde a mi primer día de novios con mi pareja actual, es una foto que me recuerda muchísimas cosas buenas y me encanta>>

 

Jessica Gonzalez & Ivan Torres

12036397_918928931507827_5906207922397836021_n

<<Esta fotografía representa la tristeza, ¿porque? pues porque es parte de una sucesión fotográfica en la que representábamos a una chica con depresión que dentro de la bañera se quitaba toda esa suciedad que le estaba haciendo daño toda esa tristeza y malestar.>>

12615185_1006344316099621_2743987765931486654_o

<<Esta fotografía representa la felicidad, ¿porque? pues porque a pesar de ser una criatura reptil, los colores verdosos mezclados con el brillo del pelo de la chica evoca felicidad primaveral>>

Krishna Vr

final q 2

<<Con “‘The runaway”, quería expresar la espera. La palabra ‘nunca’, el no hacer algo, la esperanza que murió,el que te decepcione quien más quieres. Para mi esta emoción va más allá de la tristeza y la intenté en esta fotografía, ahí van las cosas que he dejado de lado en mi vida, las personas que se han ido y nunca regresaron. Todo.>>

16734397710_08bbfda69d_o

<<En “Happiness”, los colores de esta felicidad lo describen todo, desde mi expresión hasta el brillo de mis ojos, quería demostrar la felicidad de una forma diferente, como la suelo vivir, aquí siempre vi el reflejo de la perseverancia, del éxito, de lograr.>>

 

Leila Amat

Esta angustia de cielo (pequeña)

<<“Esta angustia de cielo” la generó una de mis múltiples depresiones, estados de ánimo muy tormentosos con los que lidio desde hace años. A día de hoy, más allá de vivir en el tormento, soy una persona melancólica, pero no una melancolía que me afecte de forma grave, sino que sirve de motor para preguntarme y explicarme con imágenes cientos de cosas que no entiendo. Trabajar desde la melancolía o el dolor sirve para canalizar estos sentimientos y emociones, para no guardarlos dentro. Normalmente el sufrimiento se intenta relegar a lo íntimo “No lo cuentes”, “Quédatelo para ti”, “No lo muestres que contagias a los demás”, “No desveles nada sobre tu interior que puede ser una herramienta para hacerte año”. Yo he hecho de mi dolor mi propia arma. En el primer libro de Juego de Tronos, Tyrion Lannister le dice a Jon Nieve: “Permíteme que te dé un consejo, bastardo. Nunca olvides lo que eres, porque el mundo jamás la hará. Conviértelo en tu mejor arma y así nunca será tu punto débil; úsalo como armadura y nadie podrá utilizarlo para herirte”.>>

Hallé tu cabellera escandalosa (pequeña)

<<“Hallé tu cabellera escandalosa” es una foto alegre y risueña, es lo que siento al tener a alguien como Guille a mi lado, ¡soy todo diabetes con él! A veces te puede ir fatal en todo, que si en el amor te va bien, a cualquier asunto le puedes quitar hierro. Creo que la clave está en sentirse bien y seguro en lo íntimo, pues ese equilibrio repercutirá en múltiples facetas de tu vida. Guille me apoya, me admira, me cuida y me ama y mientras tenga algo así a mi lado voy a estar dando las gracias hasta el infinito. No es que sea una dependencia amorosa, es una fusión muy bella que me aporta mucha paz y felicidad. De pequeña pensaba que nadie me iría a querer nunca, jamás pensé que alguien fuera a amarme. También pensaba que era un orco, que jamás le parecería atractiva a nadie. Si llego a saber que todas las mañanas me levantaría con una persona que me iba a repetir lo mucho que me quiere todos los días…>>

 

Maria Alfaya

Lluvia

<<Esta fotografía se titula “Lluvia”, y es la primera fotografía que me ha hecho sentir orgullosa, aunque se trata es mi fotografía más triste. Creo que los sentimientos son el mayor yacimiento de ideas, aquellos que más pesan y más perpetúan en nuestro interior serán los que de alguna manera se hagan dueños de nuestra creación. Aunque transmitir exactamente lo que sentimos no es tarea fácil y creo que este autorretrato no puede describir mejor mi tristeza, mis peores días…>>

HADA DEL BOSQUE

<<Esta fotografía, que curiosamente es la que más difícil se me ha hecho elegir, es mi fotografía más feliz. Es una fotografía que realicé a mi hermana, la personita más importante de mi vida, quizás por eso elija una en la que ella aparezca y no otra. En esta fotografía pretendo representar esa línea entre la realidad y fantasía en la mente de los niños/as.>>

 

Marina Moreno

Pains

“<<Incomprensión” (dejo claro que no estoy fingiendo en la foto) fue uno de esos días en los que ya no aguantas más y decides explosionar, tanto, que nadie puede hacer nada. Eso me pasó hace unos meses, estaba discutiendo con una persona la cual quiero mucho y por su incomprensión o por mi falta de objeción, exploté. Cuando callas y no te sientes comprendida suelen pasar estas cosas…>>

Ameneeee

<<“Conecta” De aquí salió mi pasión por la fotografía, de captar amaneceres y atardeceres…de siempre miraba arriba y decía;  “esto hay que inmortalizarlo y que no se pierda nunca”. Quién lo diría, 365 días haciendo fotos de amaneceres y atardeceres.Las hacía y las hago para evadirme ya que me relajan y me transmiten relajación y ganas de perderme.>>

 

Mia Madrid

DSC_0698

<<A veces tenemos días grises, a veces tan grises que se tornan negros; y a veces tan largos que parecen eternos. A veces tenemos días grises: de saudades sin nombre, de vacíos inexplicables; de esos que llegan como si te sonrieran y envuelven tu alma con astucia. A veces tenemos días grises, y en uno de ellos nació “Lady Blue”>>

DSC_3740_ok

<<“Si del cielo te caen limones…” pertenece a una serie de fotos que hacen alusión a refranes sin concluir, algo que sin duda me ha generado una sonrisa incluso desde la concepción de la idea. Surgió por la necesidad de explorar cosas nuevas, de hacer series, de jugar con la forma en que se puede interpretar un texto, de practicar la ironía y la sátira (que es un campo que me llama mucho la atención). Intento trabajar los temas con humor e ironía y aunque no todas las fotos planeadas para esta serie son alegres/divertidas, ésta en particular está llena de anécdotas jocosas.>>

 

Miriam Conesa Gómez

thinking

<<“Thinking” corresponde a un momento de reflexión cuando se acabó la relación con mi ex pareja, lo cual fue bastante trágico para mí. Fue una fotografía improvisada, una tarde que fui sola a despejar mi mente a la playa.>>

Shipwrecked

<<“Shipwrecked”,sin embargo la realicé una tarde de playa con un chico que estaba conociendo en ese momento, fue un día 10 y la recuerdo con muchísima alegría. El no quería que le hiciera fotos, pero logré convencerlo. En la foto el no esta posando, solo juega con unas gambitas de mar que había en el agua estancada.>>

 

Nadia Isabel

olvido 1

<<Esta foto se titula “Olvido” y fue realizada para un trabajo de sentimientos. Quería reflejar que a veces nos sentimos encerrados en nosotros mismos sin saber que sentimos en algunas situaciones. También cuando nos invaden recuerdos que deseamos olvidar, pero subconscientemente nuestro cerebro nos recuerda malas situaciones vividas.>>

kiss me

<<Esta fue una foto que le hice en una sesión para otro trabajo de sentimientos. Me alegró bastante de que saliera así de feliz, ya que mi amiga andaba algo mal de ánimo y pude alegrarle el día haciéndola fotos.>>

 

Rossina Abril

mybiggestfear

<<“My biggest Fear” surge desde uno de los miedos más profundos y que me ha causado más tristeza en mi vida. Sufro de Alopecia androgenética y el miedo a quedar pelada me invade cada día que pasa a medida que la enfermedad avanza. Más allá de eso, desde que lo pude materializar en esta imagen, logre deshacerme casi que por completo de este temor constante.>>

miamor

<<“Suspiros azules”, es fruto de la gran felicidad que sentí al volver a mi país luego de 10 meses de estar en España. El reencuentro con mi gente y mis tierras me inspiró a crearla, y decidí retratar a mi novio ya que sentía muchísima felicidad de reencontrarme con el. Es una persona con la que disfruto crear fotografías, por lo que fue el primero que quise retratar cuando llegué.>>

 

¡Esperad, que falto yo! Tengo que confesar que no me ha costado mucho elegir mi foto “mas triste”. En un primer momento pensé: “Oh, dios mio, Yolanda. Si tu no haces más que cosas ultra deprimentes. En que jaleos te metes.” Pero automáticamente me vino a la cabeza “Fade out”. Y es que no podía ser otra.

 

La hice en junio de 2015, verano. Un calor mortal. En Teleidoscope (que para quien no sepa que es, hablo de ello aquí) tocaba el tema “Océano”. Yo en mis tierras no tengo mares, así que nos fuimos para el chalet, que hay lago. El día antes, pasé por una tienda vintage y encontré lo que a día de hoy es uno de mis vestidos fotográficos preferidos. Lo podéis ver aquí  y en la foto que voy a poner después.

El lago estaba turbio, un poco como yo. No sabría ahora mismo explicaros muy bien que me pasaba, pero no andaba bien de ánimo. La presión para vivir de la fotografía se hacía cada día más grande, y eso, unido a mi fragilidad emocional que a veces florece por si sola en el momento más inesperado, hizo que esta foto fuera la peor de mis pesadillas. Al final, no la hice en el lago, no quise volver. Nos fuimos a la piscina, y yo me sumergí no recuerdo ya si 100 veces para conseguir algo parecido a lo que tenía en mente. Cada vez me agobiaba más y más. Tengo que confesaros que tengo pavor intenso al agua, en concreto, a meter la cabeza debajo del agua. Me pasa incluso en la ducha.

No se si fue por esa razón o porque la vida me pesaba un poco, pero en el viaje de vuelta me dio uno de mis ataques de pánico del copón. Cada vez que dejaba de pensar en la foto, remitía un poco. Recuerdo que quise editarla corriendo, al llegar, en medio del caos mental, para quitármelo cuanto antes. Y estaba mi chico, el pobre, viéndome editar llorando a moco tendido e hiperventilando, me dijo: “Así está bien, ya está todo ahí,publícala”

Lo curioso de esto, es que creo que volqué tanta mierda en ella, que aún en día de hoy me cuesta mirarla fijamente, me vuelvo a agobiar.

 

Y para que veáis que no todo es tristeza, os voy a dejar dos fotos “felices”. Curiosamente estas si me ha costado elegirlas, pero por que ¡en realidad tengo muchas!. Cada vez que me pongo a pensar lo bien que me lo paso corriendo en pelotas ( o no) por cualquier campo, se me pone una sonrisa enorme en la cara

¡Que deciros de estas, si casi hablan por sí solas! La primera, 24, no puedo verla sin reírme a carcajadas. Fue el famoso día de los campos de lavanda, donde, para quien no lo sepa, un grupo de fotógrafos aventureros y sin nada de miedo a las lluvias torrenciales y el peligro mortal de los rayos, nos fuimos a corretear por Brihuega. Además de hacer el indio, saltar en pelotas bajo la lluvia ( si no lo habéis probado, ya estáis tardando, no sabéis lo desestresante que es) coger un constipado del copón, y hacer dos fotos, conocí a mucha gente genial. Y me reí. Mucho y muy bien, que es lo importante.

La segunda,Mis anclas, habla del amor. Del amor que da sin pedir nada a cambio, que está ahí en los momentos más negros y aún así, despeinado y con cara de madrugón, no se va. De ese amor que a veces, es difícil explicar. Que supera con creces cualquier mierda que te eche la vida si luego puedes refugiarte en sus brazos un ratito. Y esto es lo que siento yo con mis tres amores, mis tres anclas, que me atan a la vida (ay, al final me pongo a llorar).En la foto solo se ven dos, mi otra peque no fue al río, pero está ahí en forma de tatuaje ficticio.

Sin título-3

¡Esto es todo por hoy! Se que os debo un post analógico, pero no me matéis, que hoy mismo he dejado un carrete con 51 fotos en el laboratorio(a saber si hay vida inteligente ahí dentro, porque era de 36 exposiciones) Y otro de la Afga, a medias. Si es que con este frío no hay dios que tenga ganas de na’.

La chica de la tarta de arándanos

Hace un tiempo, Olivia me contactó a través de una de mis páginas de fotografía. Su mensaje hablaba de una de las cosas que más me gusta en el mundo, la lectura.

Me contó que había escrito un libro, y estaba buscando lectores para que le dieran su opinión. En el mensaje incluía un video promocional para que supiéramos un poco por donde iban los tiros, y nos fuéramos metiendo en la historia.

Como no podía ser de otra manera, acepté. Los que me conocéis ( y algunos que no) sabéis que me encanta leer. Que devoro todo tipo de literatura, desde poesía hasta género policiaco, pasando por uno de mis géneros preferidos: La literatura catalogada como romántica y/o erótica. Ya sabemos que estas cosas siguen siendo un “Tabú” reconocerlas, porque enseguida te catalogan. Pues yo lo grito a los cuatro vientos, vaya.

Y sí, he leido 50 sombras de grey (que seguro que es lo que os estáis preguntando la mitad de los que habéis llegado a este párrafo)

Y si, soy muy fan.

Pero no os equivoqueis, no me gusta por porque tenga una “métrica exquisita”  o sea una gran “calidad de historia”. Me gusta, porque yo llevo leyendo literatura con tintes eróticos desde bien pequeñita, y me parece que este libro, en concreto, ha contribuido a “normalizar el género” para que llegue a más gente. Los lectores, ya pueden ir tranquilos en el metro leyendo cualquier cosa de este tipo sin tapar las portadas con papeles de colores. Tambíen, porque me gusta tanto lo banal como lo profundo. Cuando leo, no siempre busco la mayor obra de arte del mundo. Busco, creo que como todo hijo de vecino, entretenerme. Y en otras ocasiones, extasiarme. No busco siempre el mismo tipo de lectura por el mismo motivo por el que no tengo siempre el mísmo estado de ánimo.

Y ya, que me pongo a debatir yo sola y no paro. Y este tema da para largo.

Después de que Olivia me facilitara su libro (que podéis descargar desde este enlace) me puse manos a la obra. Ya, con el video promocional se me había ocurrido multitud de ideas para hacer una foto sobre él, pero esperé pacientemente a bocetar mientras iba avanzando en la historia.

Una de las cosas que más me ha gustado ha sido la música. Y diréis, que dice esta loca, ahora de música, si estaba hablando de un libro. Pues bien, resulta que en la historia aparecen multitud de canciones(que suenan de fondo en una cafetería, que pone la misma protagonista de la historia…) y irlas escuchando mientras lees la historia, pinchando en el título dentro del pdf, cada vez que mencionen una canción. También, ha creado una lista de reproducción en Spotify, y otra en Youtube.

Como me prometí hacerlo requetebien y leer el libro a medida que iba escuchando las canciones de fondo cuanto tocara, he tardado más de lo previsto, ya que tenía que hacerlo desde el ordenador.

Me leí más o menos la mitad del libro en una tarde (si es que cuando me pongo a leer, se me va el santo al cielo) y empecé a bocetar. Lo primero que se me vino a la mente, era retratar un dilema, el dilema que tenemos cuando se nos divide el corazón. Pero no solo hablo del sentido “amoroso” si no del profesional. ¿Cuantas cosas estarías dispuest@ a dejar atrás por cumplir un sueño?

Processed with VSCO

De acuerdo, no se dibujar manos todavía. Y por lo que podéis ver, tampoco caras. Pero yo me entiendo :’)

Preparar los elementos de la foto fue divertidísimo. Quería Necesitaba  una tarta. Una tarta enorme. Y mermelada de arándanos, para pringar todo. Como hacer postres es otra de las cosas por las que amo la vida, me puse a ello, dispuesta a llenar de harina toda la cocina.

Pringamos todo, como era de esperar. Pero la tarta salió muy bien, y la foto, también 🙂

Así que no os hago esperar más y os la enseño.

El título es, también, un guiño a la película que lleva el mismo nombre. Película que estuvo dando vueltas en mi cabeza desde que leí el título del libro, por este diálogo en concreto:
“-Al final de cada noche la tarta de queso y el pastel de manzana siempre se acaban. […] Pero siempre queda una tarta de arándanos sin tocar.
– ¿Y qué hay de malo en la tarta de arándanos?
-No tiene nada de malo, solo que la gente elige otras cosas. No puedes culpar a la tarta de arándanos, simplemente nadie la quiere.
-Entonces, ¿por qué las sigues haciendo?
-Bueno, siempre tengo una,
por si acaso apareces […]”
¡Espero que os haya gustado! Volveré, pronto, con más aventuras fotográficas. Y si el destino quiere, con un carrete de la Afga que guarda muchos misterios aún sin revelar.

Desarraigo

Desarraigo

Cuando  Alicia Petrashova me habló del proyecto “Última parada; libertad” que estaba creando con  Raquel Ferrando, me emocioné. Justo hace un tiempo que en mi cabeza rondaba una idea gemela a esto. Pensé mucho sobre el tema, y al final solo quedaba una palabra: vergüenza. Vergüenza por el racismo implícito en cerrar las fronteras. Y el racismo implícito en que existan fronteras, aún. Y como yo con los sentimientos que me remueven tengo que hacer algo, pues intenté ser empática. Intenté ver la vida cargada de una bolsa y con no más ropa que un abrigo antiguo. Intenté ver la ciudad de lejos, como preguntándome si aquí me querrán. Dejar. Entrar.

 

No sé si lo conseguí. Hacía un frio horrible, un viento que no nos dejaba hacer la foto, ni hablar, ni respirar bien. Llovía. La hierba estaba húmeda. Yo estaba descalza.

 

No aguanté más de 30 minutos allí.

 

¿Y todos los minutos que tienen que aguantar ellos?

 

¿Y cuándo no llegan?

 

¿Y cuándo no les dejan entrar?

 

¿Y cuando mueren, intentándolo?

 

Así que colaborad, como podáis, con este proyecto.

www.verkami.com/projects/13878-ultima-parada-libertad

Y pensáoslo muy bien antes de volver a decir lo de “cada uno a su país”. Por qué nunca sabes cuándo te tocará huir del tuyo. Por qué, si al final, te toca huir, no querrás pasar frio, ver morir a tus hijos, ahogarte en otras costas que no son las tuyas, ser esperado con un arma, tener que saltar alambradas, pasar hambre y miedo.

Como si no fueras un ser humano.

 

Este es mi granito de arena. Durante la campaña, estaré vendiendo copias de edición limitada de esta fotografía, y todo el dinero que recaude-menos gastos de producción y envío- será entregado a la causa.

Podéis adquirirla desde ya en mi tienda online o mandándome un mail a yolandamgj@gmail.com